Friday, February 10, 2017

Wednesday, January 4, 2017

Like Water (A Haiku Collection)



¡Nueva publicación!

Con fecha de publicación del 6 de enero, 2017, sale al merado mi primer libro en inglés. Se trata de la traducción de Como el agua, mi colección de haikus.


Like Water
(A Haiku Collection)




Like Water is a collection of haiku (traditional style) originally written in Spanish and now translated into English. The book is divided into four sections: Water (水), Nature (自然), Life (人生) and Writing (書). It has forty-nine haiku accompanied by full color photographs, illustrations by Andy Castillo (www.andycastillo.com); and Japanese calligraphy (Shodo) by Elena "Hikari", as well as a translated haiku (written in beautiful Japanese calligraphy) by Akiko Harimoto "Soja" from Shodo Creativo www.shodocreativo.com



El libro ya está disponible en el portal del Élitro Editorial del Proyecto Zompopos

Tuesday, November 29, 2016

Poema en inglés publicado en: Multilingual Anthology: The Americas Poetry Festival of New York 2016


The shittiest apples in the world, which are pretty darn great!


Those who have apples would know that I have the shittiest apples in the world;
but for those who have none,
my apples might look pretty good.
And since I never had apples before,
for I grew up amongst guava, mango and avocado trees,
these apples I have now are not bad at all.

This morning around 10, the grass was wet,
the leaves were falling,
the trees were yellowish, some even red.
Between a fine rain and a light mist,
bucket in hand, in my mud boots up to the knees,
I walked around and under my apple trees.

The leaves were wet and poured on me.
And my apples really don’t look that great;
but, for someone who has no apples, my apples,
these apples might just be the best!

I don’t care that they are bitter,
that some even might have no taste.
I have picked them, I have washed them,
and I keep them for their smell: on my desk, at the office;
on my writing table, at home;
on the night stand, by my bed;
and all over my books, between shelves.
My apples, I keep them all over the place.

I know, I have been told: I have the shittiest apples in the world.
But,
this morning I picked my own apples,
and for one who never had any before,
my apples are pretty darn great!

  
11:18 a.m.
October 3, 2009
Lebanon, NH



Wednesday, October 5, 2016

Ensayo "yo una mujer, Yo la Mujer: culinaria, literaria"



yo una mujer, Yo la Mujer: culinaria, literaria


            En Lección de cocina, de Rosario Castellanos, a primera vista, nos encontramos con un sujeto posicionado desde una narración en primera persona, un yo, a la vez que la voz narrativa se presenta como una ninguna/todas.  Para acercarme a la cuestión de cómo en el cuento Rosario Castellanos crea la posición del sujeto, y cómo la voz narrativa se representa a sí misma, me es menester proponer que Castellanos está haciendo primordialmente dos cosas: primero, denunciando la situación histórica de la mujer en la institución patriarcal del matrimonio, y; segundo, hablándonos de la cocina de la escritura (no de escritura de cocina).  La denuncia la hace mediante el uso de dos metáforas que se yuxtaponen: la carne como mujer y viceversa, y la historia de una mujer como la historia de La Mujer.  Lo de la cocina de la escritura lo hace a través de la metáfora implícita de cocinar por escribir (que en vez de una lección de cocina, lo que se nos ofrece es una lección de creación), y una evidente incursión autorial en la voz narrativa1.  Veamos.
            Al contar la historia de esta recién casada, el relato toma la forma de un libre correr de la conciencia que llega a abarcar la historia de la institución patriarcal del matrimonio, y la posición de la mujer en esa institución, conjugando una en todas las mujeres y todas las mujeres en una; o proponiendo a esta mujer como La Mujer, como he indicado.  Dice: “Mi lugar está aquí.  Desde el principio de los tiempos ha estado aquí.  En el proverbio alemán la mujer es sinónimo de Küche, Kinder, Kirche” (7).  También dice: “¿Cómo podría llevar a cabo labor tan ímproba sin la colaboración de la sociedad, de la historia entera” (7).  Y: “¿Qué me aconseja usted para la comida de hoy, experimentada ama de casa, inspiración de las madres ausentes y presentes, voz de la tradición, secreto a voces de los supermercados?" (8-9).  Está por otra parte el hecho de que no tenemos a un personaje determinado, tenemos por el contrario a un personaje anónimo —sin nombre, o sin nombre propio—, que puede ser a la vez esa voz de mujer que narra, o la voz universal de La Mujer que se mira como mujer en el contexto al cual la ha circunscrito históricamente el patriarcado: “Porque perdí mi antiguo nombre y aún no me acostumbro al nuevo, que tampoco es mío” (11).
            Continuando en este plano, podemos ver entonces cómo ese yo anónimo hace uso de la metáfora para exponer (denunciar) su situación, y la de la mujer en general, a través de la historia.  Basta leer el cuento para notar que es mediante una conexión mental que la narradora se transporta, por el color de la carne, al color de su espalda en su luna de miel, y es con esa metáfora que consigue el efecto claro del juego semántico entre carne y mujer: en el primer nivel, el pedazo de carne como la mujer; e en el segundo nivel, la mujer como un pedazo de carne.  Veamos la metaforización: comienza con la carne —la que descongela, sazona, cocina y que luego se quema—, y de ahí pasa a su propia carne quemada por el sol y dice: “Yo... La carne, bajo la rociadura de la sal, ha callado el escándalo de su rojez y ahora me resulta más tolerante, más familiar” (10).  En otra instancia, después de describir la carne en un estado “dorado y [que] exhala un aroma delicioso” (17), se plantea lo que pasaría si se vistiera y perfumara, y saliera a la calle; esto equivaldría a convertirse en un pedazo de carne dorado y de delicioso aroma, o en presa.  Por eso lo de: “A la mejor me abordaba un hombre maduro. . .  El único que a estas horas puede darse el lujo de andar de cacería” (18, el énfasis es mío).  En otro momento dice, “. . .aquí huele, no a carne humana, sino a mujer inútil” (19).  Por último dice (y bien podría decir mujer en vez de trozo de carne): “Recapitulemos.  Aparece, primero el trozo de carne con un color, una forma, un tamaño [una niña].  Luego cambia y se pone más bonita y se siente una muy contenta [una señorita].  Luego vuelve a cambiar y ya no está tan bonita [mujer casada o solterona].  Y sigue cambiando. . . [madre, jamona, o vieja, etc.]" (20).  Sin más, estos ejemplos textuales revelan esa metáfora paralela de: la mujer es a la carne como la carne es a la mujer (en notación aritmética sería mujer : carne :: carne : mujer).
            Pasemos a otro plano, al de la cocina de la escritura, porque en un nivel implícito, no es una lección de cocina lo que tenemos, sino una lección de escritura.  Aquí superficialmente presentaré la metáfora implícita de cocinar es escribir; para ello apuntaré (superficialmente) a lo que veo en el texto como incursiones autoriales (de Castellanos) en la voz narrativa.  En la voz narrativa, al referirse a la idea de preparar la carne asada que sería un plato fácil, se puede escuchar la voz autorial (refiriéndose a esa opción como cuento fácil), cuando dice: “Un plato sencillo y sano.  Como no representa la superación de ninguna antinomia ni el planteamiento de ninguna aporía, no se me antoja” (9, el énfasis es mío).  Este vocabulario no es culinario, ¡es literario!; está diciendo que eso del asado es un cuento fácil, pero que no le apetece, pues no se propone escribir una lección de cocina sobre cómo hacer un asado; sino, cómo escribir un cuento.
Cuando la voz narrativa habla de contarle a sus compañeras de colegio sobre su matrimonio dice: “Yo inventaría acrobacias, desfallecimientos sublimes, transportes como se les llama en Las mil y una noches, récords” (16); sabemos que en el otro nivel, Castellanos no nos está haciendo un cuento de hadas madrinas, ni príncipes azules, el cuento que cuenta es real.  Más adelante, cuando se plantea cómo enfrentar al marido por lo de la carne quemada dice: "Ah, no, no voy a caer en esa trampa: la del personaje inventado y el narrador inventado y la anécdota inventada” (20).  Nuevamente, este vocabulario es altamente literario, no culinario; es referente directo a la creación literaria.  Pues, qué decir: que lo dejo aquí, puesto que estas ínfimas apreciaciones so son sino una invitación (o provocación) para que esas obras se lean, se vuelvan a leer, se sigan leyendo.


Notas


                    1 Sobre este tema es imprescindible leer lo que dice Wayne Booth sobre las incursiones de la voz del autor en el texto, para apuntar el acto creativo.


Obras citadas y consultadas

 Booth, Wayne C.  “The Author’s Voice in Fiction.”  The Rhetoric of Fiction.  Chicago-London: The University of Chicago Press, 19??.  205-06.
Castellanos, Rosario.  “Lección de cocina.”  Álbum de familia.  México: Joaquín Mortiz, 1971.  7-22.




Este ensayo "yo una mujer, Yo la Mujer: culinaria, literaria" aparece en las pp. 77-80, de:
Ínfimas apreciaciones literarias (Desde Cervantes hasta Perlongher en vuelo de pájaro)
Premio de Ensayo Letras de Ultramar 2015
Editora Nacional, Santo Domingo, 2016.




Wednesday, September 14, 2016

Participación en la XIX Feria Internacional de Libro, Sto. Dgo.


En el marco de la XIX Feria Internacional de Libro santo Domingo 2016, que se celebra del 19 de septiembre al 2 de octubre, 2016, tomaré parte en las iguientes actividades:


MARTES 20 a las 3:00 pm, Pabellón de Autores Dominicanos, presentación de mi libro Como el agua (colección de Haikus).




JUEVES 22 a las 5:00 pm, Salón de Tertulias de la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña: Tertulia sobre el tema "Escribir desde ultramar".



VIERNES 23 a las 4 pm, Pabellón de Autores Dominicanos, presentación de mi libro Ínfimas apreciaciones literarias (Desde Cervantes hasta Perlongher en vuelo de pájaro), Permio Letras de Ultramar 2015 (ensayo). Junto a Kianny N. Antigua y la presentación de su libro ElementosPermio Letras de Ultramar 2015 (literatura infantil).




SÁBADO 24, a las 2 pm, Espacio Joven: presentación de mi libro De la emigración al transtierro.



Y

-a las 7 pm, Pabellón Talleres Literarios: Charla: "Emigración y transtierro".



¡ALLÁ NOS VEMOS!

Wednesday, September 7, 2016

ÍNFIMAS APRECIACIONES LITERARIAS

Nuevo libro:

Ínfimas apreciaciones literarias

(Desde Cervantes hasta Perlongher en vuelo de pájaro)


Premio de Ensayo Letras de Ultramar 2015




Acaba de anunciarse que Ínfimas apreciaciones literarias (Desde Cervantes hasta Perlongher en vuelo de pájaro), Premio de Ensayo Letras de Ultramar 2015, de Keiselim A. Montás, bajo el sello Editora Nacional Ministerio de Cultura. (Portada basada en una pintura de Mía Montás Antigua), se pondrá a circular en el marco de la XIX Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2016.

Según el laudo del jurado, este libro reúne rigor académico y profundidad conceptual. Su autor apela a una amplia bibliografía general y particular para cada ensayo, en inglés y español, desarrollado además con el mayor vuelo analítico.

En este texto podemos destacar una correcta aplicación del modelo posmoderno de análisis literario, y del modelo empleado por Mijaíl Bajtín –tan en boga en los estudios culturales y literarios en el mundo académico– donde se destacan los conceptos teóricos de “heteroglosia”, “cronotopo” y “polifonía”, aplicados a autores como Vicente Blasco Ibáñez, en su novela Cañas y barro, así como en Pedro Páramo, de Juan Rulfo; Don Quijote; Quevedo; en el cuento “Bienvenido, Bob”, de Onetti; en Tres tristes tigres, de Guillermo Cabrera Infante; en Sábato; Borges; Rosario Castellanos; y fundamentalmente, en dos novelas esenciales de Benito Perez Galdós, como son Misericordia y Doña Perfecta.

Hay que resaltar, por último, la aproximación crítica de gran rigor metodológico usada en el estudio de la poesía neobarroca y en el análisis a la factura poética de Néstor Perlongher, a partir de la historia de la poesía barroca, desde su origen hasta su aplicación estética en las postrimerías del siglo XX, en los poetas neobarrocos del río de La Plata.